Levadura Líquida

Levadura líquida

¿Qué es la levadura líquida para pan?

La levadura líquida ha presentado un fuerte crecimiento no sólo en el sector industrial sino también en el artesanal. El motivo: es una solución global que comprende el producto en sí, la tecnología asociada y los métodos de trabajo.

Es lo primero que se obtiene en los fermentadores y es considerada “la primera crema” ya que no ha sufrido ninguna manipulación y es el origen del resto de levaduras. Justo después, tras algunos ajustes en el porcentaje de materia seca y en el poder fermentativo, se obtiene la Levadura prensada. También se le denominada levadura fresca, un producto vivo, regular y eficaz.

Se recomienda su uso para procesos de fermentación medios y largos, con reposos de masas iniciales moderados o largos y se adapta muy bien en procesos de frío (fermentación controlada, retardada, congelación).

Beneficios de la levadura líquida

Nuestra levadura líquida en conjunto con cada una de las distintas instalaciones que tenemos, ofrecen numerosas ventajas en términos de:

  • Calidad: mantenimiento de la temperatura necesaria hasta el mismo momento de la dosificación.
  • Practicidad: fácil de incorporar.
  • Precisión: dosificación exacta.
  • Seguridad Alimentaria: menos manipulación necesaria; eliminando riesgos de introducción de cuerpos extraños en la levadura.
  • Medio ambiente: reducción de los envases.

Levadura Líquida Kastalia

En nuestra fábrica contamos con distintos perfiles de levadura líquida para dar respuesta a las distintas necesidades de nuestros clientes. A partir de un estudio personalizado que combina recetas, procesos e instalaciones utilizadas, recomendamos y proveemos a nuestros clientes con aquel perfil de levadura líquida que mejor optimice el rendimiento de sus fábricas.

Para panaderías artesanas, nuestra marca es Kastalia, un tipo de levadura cuando innovación va unida a higiene.

imagen del logo levadura líquida kastalia

Envasado

Dada su diversidad de aplicaciones puede ser utilizada para cualquier tipo de elaboración. Es por ello, que ponemos a disposición de nuestros clientes distintos tipos de sistemas de almacenamiento y dosificación, desarrollados por nuestros ingenieros junto con expertos en la materia y que son aptos para cualquier tipo de obrador, sea cual sea su tamaño, proceso productivo, etc.

Almacenamiento y conservación

La levadura líquida es un producto vivo, por lo que necesita ser almacenada en frío, a una temperatura óptima de 2ºC a 4ºC. En ningún caso la temperatura debe superar los 10 °C. Esto le permite conservar sus propiedades hasta la fecha de caducidad.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nuestros especialistas